¿SOMOS REALMENTE FLEXIBLES Y ÁGILES?

¿SOMOS REALMENTE FLEXIBLES Y ÁGILES?

Actualmente, comenzamos a ver en los escenarios laborales las palabras "SCRUM" y "AGILISMO" protagonizando los procesos de principio a fin. Pueden visualizarse los equipos ir y venir de ceremonias y a uno que otro repetir "somos ágiles" y la pregunta aquí es que tan cierta es esa afirmación dentro de las empresas.

 

Es importante analizar:

Cuando se presentan novedades que impactan el desarrollo de los proyectos, ¿somos realmente flexibles y ágiles?

Ante no conformidades se continúan recibiendo respuestas como “ya comprometimos esa fecha”; Si bien, es importante planear se deben generar compromisos a corto, mediano y largo plazo de cada una de las partes y/o miembros que conforman los equipos de desarrollo; por ello, es fundamental identificar el rol de cada uno de ellos y que se efectúen compromisos reales a modo de asegurar una fusión asertiva en pro de un objetivo claro y realista.

De la mano de los procesos, deben contemplarse holguras en las estimaciones sin ir en contravía del agilismo y su flexibilidad, el lograr una integración de estos dos es una puesta en escena que asegura la generación de estrategias y resultados exitosos.

Al ser realmente flexibles, la visualización de la necesidad a suplir y la priorización facilitada a partir de un backlog permiten estimar esfuerzos basados en la capacidad real del equipo y/o roles que intervienen en los procesos, algunos ejemplos son:

  • ¿La técnica de extracción de información permite tener una visión de la línea de vida del proceso?
  • ¿Se requiere agendar una nueva reunión para profundizar más en el tema?
  • ¿El líder funcional o dueño del proceso tiene conocimiento del proceso completo?
  • ¿Conoce el dueño del proceso los dolores de la operación?
  • ¿Se tienen identificadas las entradas del proceso?
  • ¿El proceso afecta a otras áreas?
  • ¿con la información recolectada se puede iniciar una propuesta de mejora?
  • ¿Cuál es el tiempo de dedicación de los usuarios/Clientes en el proceso?
  • ¿Cuál es el nivel de complejidad del proceso?
  • ¿Es este un proceso maduro y estandarizado?
  • ¿Cuál es el nivel de compromiso del proceso para asegurar una Inception y/o inmersión asertiva?
  • ¿Se evidencia algún miembro del proceso reacio al cambio?
  • ¿La información entregada por el proceso es necesaria?
  • ¿Cuál es el producto mínimo viable ha esperado por el usuario/Cliente?
  • ¿La necesidad expresada por el usuario/Cliente apunta a la realidad del proceso?
  • ¿Se requiere implementar fase de estandarización y socialización del proceso?

¿cómo entra aquí la reingeniería de procesos?

Inicialmente, es importante validar el qué se hace, los análisis, las herramientas y metodologías como 5 por qué, Kaizen, entre otras que facilitan el conocimiento de las brechas, cuellos de botella y novedades que impactan la gestión y que limita la visibilidad de resultados en menor tiempo y el aporte de valor a las operaciones dentro de la organización.

Esa primera fase de inmersión no debe verse como una eterna reunión; sino, como ese momento donde se identifica el alcance de la necesidad a abordar dentro del desarrollo de la automatización y en paralelo, ir visualizando con el equipo desarrollador la manera en que se interactúa con aplicativos y servicios integrados dentro de la operación.

El efecto silo, podría ser uno de los mayores inconvenientes que se evidencian en la fase de reingeniería de procesos, éste, hace referencia a los inconvenientes en comunicación entre áreas a la hora de establecer prioridades durante la fase de dejar atrás la metodología tradicional e incorporarse a una por gestión por procesos y en especial a la hora de hablar de Agilismo.

Una de las grandes ventajas de la unión de estos 3 grandes aliados (Agilismo, Procesos y Automatización) es la capacidad de visualizar y centralizar elementos de riesgo; permitiendo, una evaluación ágil  y propuestas de mejora en pro de la consecución de metas y/o objetivos de mayor proyección.

La mejora de procesos, finalmente,  permite apoyar la gestión del cambio, integrar información relevante del proceso y lo más importante, evitar la automatización de ineficiencias; logrando, procesos con mayor permanencia en el tiempo.

Compartir con un amigo

Compartir en Twitter Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
 
Diana Arango
Equipo de Procesos
 
Me hace feliz: 
Mi familia/ Mi profesión/ viajar/
Conocer nuevas personas y culturas.


Mi color favorito es: 
Azul y Negro

Mi comida favorita
Comida de mar

Date

09 Marzo 2020

Tags

PB_2Articulo
FaLang translation system by Faboba